La democracia



Democracia es una forma de organización de grupos de personas, cuya característica predominante es que la titularidad del poder reside en la totalidad de sus miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva de los miembros del grupo. En sentido estricto la democracia es una forma de gobierno, de organización del Estado, en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que le confieren legitimidad a los representantes. En sentido amplio, democracia es una forma de convivencia social en la que todos sus habitantes son libres e iguales ante la ley y las relaciones sociales se establecen de acuerdo a mecanismos contractuales. En la acogida de este trabajo vamos a estar profundizando en la democracia en Venezuela, niveles de participación, integración política entra otras.

La Democracia en Venezuela y su Proyección en el resto de los Países del Mundo.

En el discurso de posesión de Chávez se anunció el nacimiento de una Nueva Democracia; con el transcurrir del tiempo se sintió el acompañamiento participativo en ella, para todos los sectores de la sociedad venezolana.
Un hecho nuevo se vive en el continente, parece que por fin la anhelada democracia tiene vigencia en el mundo. Los desheredados de siempre empiezan aparecer y sus reivindicaciones, sin asambleas colectivas porque no están en el trabajo empresarial, se escuchan. Los pobres que todo lo producen sobre el surco, los indigentes que circulan los deshechos para los que no tienen que comer, por primera vez tienen voz, entre las voces de los ciudadanos venezolanos.
El Estado más que un impulsor de la política acompaña a la ciudadanía a que se encuentre en la democracia participativa: los reclamos aparecen por parte de lo insólito, no existen antecedentes de una situación democrática para los distintos sectores y necesariamente los intereses creados chocan con la perspectiva de una patria para todos.
La tradición que se viene repitiendo desde siempre, actuó para decir que la democracia es para los iguales, para los que están preparados para vivirla y poder ayudar a los irredentos. La chusma no tiene derecho a vivir la democracia, esta es la crítica más fuerte al gobierno venezolano. Esta actitudcaritativa de los que tienen, volvió aparecer, afortunadamente, sin la repuesta violenta de los desposeídos, que en situaciones similares se enfrentan para ser barridos en sus barricadas y continuar en la misma situación de menesterosos.
En Venezuela se anuncian los cambios que se vienen viviendo en la Globalización: el desempleo, la desaparición de las relaciones entre capital y trabajo. El tránsito de los Estados Nacionales a las Ecorregiones Productivas, la ruptura del modelo monetarista y la aparición del humanismo que reclama unaética individual, donde el ser humano sea el centro del nuevo mundo que está naciendo en nuestro continente.
Venezuela, dinamiza estos factores desde la participación protagónica y decisoria del pueblo, los excluidos, los marginados, los pobres se hacen más notorios, pues para apoyar sus opiniones, realizan acciones concretas de transformación, modifican la vida cotidiana en las parroquias de Caracas, crean circuitos de mercadeo directo, productos de la ciudad por productos del campo. Venezuela tenía una organización territorial donde Caracas, Maracaibo y las zonas extractivas del petróleo y el hierro eran las privilegiadas, las regiones agrícolas no tenían esa preeminencia, la revoluciónbolivariana también ha realizado un cambio en la estructura espacial del país. Actualmente se vive un cambio territorial, el llano reinicia un papel protagónico, los Andes también, el oriente igualmente, la isla Margarita, el cambio obligado de la costa central en el estado Vargas después de la catástrofe natural de 1999, en fin los cambios en la estructura espacial del país corresponde a esa insistencia de darle un papel de inclusión y dinamismo a lo que antes era excluido y estático.
En una estrategia basada en el manejo del capital social, el gobierno venezolano consciente de la realidad económica que vive el sistema del capital, trata por todos los medios de recoger los pedazos en que se desgaja el modelo financiero, produciendo una economía acorde con la realidad tecnológica, social, y política donde la producción debe ser, antes que cualquier otra cosa, de calidad.
Venezuela dentro del contexto latinoamericano es la República Bolivariana que siempre ha representado con más autenticidad esa característica y en especial en el gobierno de Chávez. Es por este motivo que su pueblo expresando los intereses de la nación entera, incluida su clase dirigente, comprende el sentido de la continentalización y la fuerza de estar incluido en los mercados multinacionales de la producción de patentes, donde Venezuela es unapotencia petrolera, que no puede entregar a los intereses transnacionales, la riqueza que el país ha ganado con el esfuerzo histórico.

Venezuela es un país enmarcado en un mundo que se cambia, con la paulatina desaparición de la plusvalía; localizado en una región exuberante del trópico, con un subsuelo lleno de petróleo. Y con una población que aprendió a vivir en esa abundancia.
Este organismo viviente se estructura a sí mismo, mediante un proceso que genera un mundo adecuado para él; por tal motivo se requiere comprender al sujeto humano que vive en él, como ser político, como ser cultural, como ser social y como ser económico.
La defensa y promoción de la democracia hacia la región latinoamericana, que quedó establecida como principio fundamental en el preámbulo de laConstitución venezolana de 1961, se constituyó en uno de los principales lineamientos de política exterior del Estado venezolano durante la denominada etapa de la democracia representativa (1958-1998), como bien lo han reconocido prácticamente todos los autores y analistas de nuestra política internacional. Y ciertamente, durante las pasadas cuatro décadas Venezuela se distinguió en el hemisferio por mantener una actuación exterior dirigida a defender, consolidar y expandir un sistema de pluralismo y libertades, y lograr el ideal de una América Latina democrática e integrada, como lo dejó tan bien establecido Rómulo Betancourt (1959). De allí que nuestro país no sólo haya mantenido por cuarenta años consecutivos la constitucionalidad democrática, sino que al menos hasta principios de los años 90 haya figurado como el principal modelo de democracia para AméricaLatina.
La línea de promoción de la democracia venezolana en el hemisferio se inició durante los tres primeros gobiernos de la etapa democrática, el de Rómulo Betancourt, el de Raúl Leoni y el de Rafael Caldera. En búsqueda de la defensa y consolidación del recién instaurado régimen, pero también con elobjetivo explícito de proyectar a Venezuela como líder democrático regional, estos gobiernos lideraron iniciativas y principios de gran importancia como la Doctrina Betancourt, el Pluralismo Ideológico y la Justicia Social Internacional.

Niveles de Participación Política.

La participación política puede definirse como toda actividad de los ciudadanos dirigidos a intervenir en la designación de sus gobernantes o a influir en la formación de la política estatal. Comprende las acciones colectivas o individuales, legales o ilegales, de apoyo o de presión, mediante las cuales una o varias personas intentan incidir en las decisiones acerca del tipo de gobierno que debe regir una sociedad, en la manera cómo se dirige al Estado en dicho país, o en decisiones específicas del gobierno que afectan a una comunidad o a sus miembros individuales.
Los modos de participación serían: a) Votar, caracterizado por mucha presión sobre el gobierno, relativamente poca información sobre el objetivo de los votantes, resultado colectivo, alto grado de conflictividad, poca iniciativa personal y por no requerir de cooperación con otras personas. Comprende actividades como sufragar en elecciones nacionales, regionales y locales, plebiscitos y referenda. b) Campaña política, caracterizada por ejercer mucha presión, transmitiendo información variable según el tipo de campaña, resultado colectivo, alto grado de conflictividad, alguna iniciativa y cooperación variable. Incluye actividades como la de persuadir a otros a favor de un candidato, asistir a reuniones políticas, aportar dinero para campañas políticas, ser miembro de una organización política, desplegar afiches, distribuir propaganda política. c) Actividad comunitaria, caracterizada por ejercer una presión variable dependiendo de la magnitud de la acción emprendida y del apoyo que ésta reciba, mucha precisión en la información, resultado colectivo, iniciativa y cooperación variables. Actividades de este modo comprenden ser miembro de una organización dirigida a resolver problemas comunes a un sector de la población, y trabajar individual o colectivamente para resolver problemas comunitarios. d) Actividad particular, caracterizada por ejercer poca presión y transmitir mucha información acerca de los objetivos del ciudadano, resultado individual, ausencia de conflictividad, requiere mucha iniciativa, pero no cooperación. Se incluyen aquí actividades como ponerse en contacto con funcionarios públicos respecto a asuntos individuales del ciudadano. e) Actividad de protesta, caracterizada por presión e información variable dependiendo de la magnitud y particularidades de la acción, resultado colectivo, altamente conflictiva, requiere mucha iniciativa y cooperación. Comprende actividades como asistir a manifestaciones y marchas de protesta, demandar fuerte y públicamente si el gobierno hace algo que se considera incorrecto o perjudicial, participar en campañas de desobediencia cívica.

Clasificación de la Participación Política.

La participación política puede clasificarse siguiendo varios criterios5. De acuerdo a su inserción o no en el proceso estatal de toma de decisiones puede distinguirse entre participación institucional y no institucional; la primera se refiere a aquellas actividades integradas a los mecanismos gubernamentales de toma de decisiones: referendos, elecciones, organismos consultivos, etc. La segunda comprende actividades que no forman parte de los canales oficiales para el establecimiento de políticas, y que están dirigidas a ejercer presión sobre ellos, tales como manifestaciones, campañas electorales, peticiones individuales o colectivas a organismos públicos, promoción de intereses de grupos determinados o clases sociales, militancia y actividad dentro de los partidos políticos, etc. La posibilidad de realizar libremente actividades de tipo no institucional está vinculada a los requisitos mínimos para la existencia de un régimen democrático; el florecimiento de la participación institucional forma parte de su proceso de desarrollo y expansión. También deben incluirse dentro de las actividades de participación no institucionales, aquellas con un carácter antisistema y las que involucran actos de violencia. La forma en que estas actividades son reprimidas o encauzadas por vías institucionales puede tener efectos importantes sobre la legitimidad misma del gobierno.

La Integración Política de América Latina.

En la Constitución de 1999 Dice en el preámbulo que Venezuela promueva la cooperación pacífica entre las naciones e impulse y consolide laintegración latinoamericana de acuerdo con el principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos, la garantía universal e indivisible de los derechos humanos, la democratización de la sociedad internacional, el desarme nuclear, el equilibrio ecológico y los bienes jurídicos ambientales como patrimonio común e irrenunciable de la humanidad.
El historiador uruguayo Vivian Trías en su libro "Juan Manuel de Rosas" del año 1969 un ejemplo de revisionismo histórico de cuño marxista centrado en el análisis de la figura del caudillo porteño.
En esta obra Trías dice lo siguiente:
Es hora ya, de que los latinoamericanos nos desprendamos de la balcanización que el imperialismo nos impuso y pensemos a nuestro continente como una unidad desde todos los ángulos.
El pensar bien, el pensar correctamente para Trías es pensar el continente latinoamericano como una unidad desde todos los ángulos. Esta es la única forma de desprendernos de la balcanización que el imperialismo nos impuso.
El historiador uruguayo Vivián Trías en su libro "Las montoneras y el imperio británico" enmarcado en los inicios de la década de los 60 del siglo XX en la cual se iniciaba un revisionismo histórico de cuño marxista centrado en la lucha librada por las montoneras gauchas por la construcción de la patria grande latinoamericana contra las oligarquías nativas y los imperios de turno particularmente el británico.
En esta obra Trías se refiere a la integración latinoamericana de la siguiente manera:
Hoy es más claro que nunca, que la superación del subdesarrollo, la liberación del imperialismo, exigen la unidad nacional latinoamericana. La integración económica y política del continente y la conquista plena de su soberanía, aparecen como caras de un mismo prisma. El desarrollo industrial y sus trabas, la imperiosa necesidad de un mercado interno amplio, la no menos urgente de unificar la oferta de materias primas, las nefastas consecuencias de la balcanización en la lucha anti.- imperialista, las posibilidades de una planificación de dimensiones continentales para impulsar el desarrollo, etc., se conjugan para demostrarlo terminantemente. Asistimos a la culminación de la madurez de los factores económico sociales que exigen la organización nacional latinoame-ricana, para poder satisfacer las necesidades primarias de nuestro pueblo.
Para Vivian Trías, la superación del subdesarrollo, la liberación del imperialismo, exigen la unidad nacional latinoamericana. La integración económica y política del continente y la conquista plena de su soberanía aparecen como caras de un mismo prisma. Para esto, por un lado, la imperiosa necesidad de un mercado interno amplio, la unificación de la oferta de materias primas y las posibilidades de una planificación de dimensiones continentales para impulsar el desarrollo. Por otro, las trabas a la hora del desarrollo industrial y las nefastas consecuencias de la balcanización en la lucha anti-imperialista.
A su vez, están maduras para, Trías las condiciones objetivas (factores económicos y sociales) que exigen la organización nacional latinoamericana, para poder satisfacer las necesidades primarias de nuestros pueblos.
El historiador uruguayo sigue diciendo:
Pero ello no significa que la maduración de tales factores sea muy reciente, ni mucho menos. Algunas de las condiciones objetivas, de los sustentosmateriales que incuban el programa, el proyecto de la nación existen desde los propios inicios del proceso independentista. Bolívar, Monteagudo, Artigas, cuando concibieron la unidad nacional latinoamericana no padecían de delirios utópicos, ni soñaban con mitos divorciados de los hechos reales. Sus ideas políticas y sobre todo las de José Artigas, eran fruto de un hondo enraizamiento en las condiciones materiales en que desenvolvieron su acción . El nacionalismo, concebido como programa para construir la nación, nace con ellos y no nace huérfano de apoyos en la realidad geográfica, económica y social. Lo que frustró la Patria Grande fue, en primer lugar, la debilidad e insipiencia de los factores económicos que impulsan la organización nacional. Y, además, la oposición sistemática y temible del imperialismo, empeñado en fragmentarla por su propia conveniencia.

Conclusión.

Podemos decir que La participación política puede definirse como toda actividad de los ciudadanos dirigidos a intervenir en la designación de sus gobernantes o a influir en la formación de la política estatal. Comprende las acciones colectivas o individuales, legales o ilegales, de apoyo o de presión, mediante las cuales una o varias personas intentan incidir en las decisiones acerca del tipo de gobierno que debe regir una sociedad, en la manera cómo se dirige al Estado en dicho país, o en decisiones específicas del gobierno que afectan a una comunidad o a sus miembros individuales. En la Constitución de 1999 Dice en el preámbulo que Venezuela promueva la cooperación pacífica entre las naciones e impulse y consolide la integración latinoamericana de acuerdo con el principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos, la garantía universal e indivisible de los derechos humanos, la democratización de la sociedad internacional, el desarme nuclear, el equilibrio ecológico y los bienes jurídicos ambientales como patrimonio común e irrenunciable de la humanidad. Cada uno de estos puntos es fundamental en nuestra formación académica y por el cambio que está viviendo la patria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada